¿Por qué siento náuseas después de pilates?

Post-Pilates náuseas es poco común, pero no inaudito. Aunque ningún estudio revisado por pares aborda directamente el problema de Pilates y las náuseas, la investigación sobre náuseas después de otros tipos de ejercicio ofrece una visión de este tema. Numerosas condiciones, como la temperatura ambiente, y presión arterial alta o baja, pueden causar náuseas después de una clase de Pilates. Consulte a su médico si con frecuencia se siente náuseas después de tomar cualquier clase de ejercicios.

Temperatura ambiente

Pilates cae en la mente / categoría corporal de los métodos de fitness. Si usted pertenece a un centro comercial de fitness, hay una buena probabilidad de que su gimnasio tiene un salón designado mente / cuerpo. La buena noticia es que esta habitación por lo general tiene un lugar en la parte más tranquila del gimnasio. La mala noticia es que su clase de Pilates puede tener lugar después de una sesión de yoga caliente. Mientras que Pilates y yoga tienen algunas similitudes, yoga implica la celebración de posturas y la respiración entre las posiciones, y Pilates implica movimiento continuo. Algunos instructores de clase “yoga caliente” establecen la temperatura ambiente por encima de 100 grados Fahrenheit. El movimiento constante a estas temperaturas puede causar insolación, cuyos síntomas incluyen náuseas y mareos.

Presión arterial baja

Para la mayoría de las personas, la presión arterial baja no es un problema, excepto cuando provoca síntomas como náuseas y mareos. La mayoría de las clases de la clase de Pilates incluyen los ejercicios realizados en la posición supina, lado-acostado, asentado o propenso. El final de la clase requiere una transición lenta a la posición de pie, pero las limitaciones de tiempo a menudo hacen que la gente salte y corra al vestuario. Esto no causa problemas para las personas con presión arterial normal, pero la presión arterial baja puede causar náuseas y mareos en estas circunstancias.

Cinetosis

El mareo de movimiento, clínicamente llamado vértigo posicional benigno, puede causar náuseas post-Pilates. Esta condición a menudo se produce cuando sus ojos caen de sincronía con los receptores sensoriales en los músculos, articulaciones y ligamentos. Moira Stott de Stott Pilates aconseja a los estudiantes prevenir el mareo por movimiento manteniendo su mirada en la dirección de la línea de movimiento. Al realizar un ejercicio de flexión abdominal de Pilates, por ejemplo, asiente con la cabeza en preparación y mantenga la mirada centrada en su estómago. Las infecciones recientes en las orejas o en las vías respiratorias superiores también pueden hacerte más susceptible al vértigo posicional benigno.

Comida y agua

Todos los movimientos, incluso supuestas técnicas de ejercicio suave, requieren suficiente combustible e hidratación. La mayoría de los entusiastas de Pilates saben que incluso Pilates mat clases no son tan suaves como parecen. Tiempo de su consumo de alimentos y agua antes de una clase. Un estómago vacío o deshidratación puede causar náuseas después de la clase de Pilates, al igual que un estómago excesivamente lleno. Evite las comidas ricas en grasas con salsas pesadas y grasosas antes de la clase, y se adhieren a los carbohidratos complejos como panes o verduras integrales. Mantenga una botella de agua disponible para la hidratación en curso.