¿Por qué los niños deberían practicar deportes?

Los deportes, ya sean en equipo o individuales, son una gran actividad para los niños que proporcionan una variedad de beneficios distintos de la actividad física. La participación en deportes puede ayudar a construir autoestima y confianza, puede motivar a los niños a sobresalir académicamente y puede ayudar a construir habilidades sociales. La participación también puede enseñar a los niños los beneficios de la fijación de metas y la práctica.

Actividad física

La actividad física es el beneficio más obvio de la participación deportiva. Los niños suelen pasar demasiado tiempo viendo televisión o jugando videojuegos. Sin embargo, las prácticas deportivas y los juegos proporcionan una oportunidad para el ejercicio que puede ayudar a mantener a los niños en forma y saludable.

Habilidades sociales

La participación deportiva puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales que les beneficien a lo largo de toda su vida. Aprenden a interactuar no sólo con otros niños de su edad, sino también con personas mayores en sus entrenadores y oficiales deportivos. Los niños aprenden habilidades de liderazgo, habilidades de team-building y habilidades de comunicación que les ayudarán en la escuela, su futura carrera y relaciones personales.

Autoestima

La participación en deportes puede tener un enorme impacto positivo en la autoestima y confianza de un niño. Los niños que participan en deportes obtienen elogios y el aliento de los entrenadores y los padres, lo que ayuda a construir confianza en sí mismo. También aprenden a confiar en sus propias habilidades y empujarse. La crítica constructiva es también una parte importante de la participación deportiva, y los jóvenes atletas aprenden a aceptar tal crítica y utilizarla en su beneficio. La Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente sugiere que los padres participen activamente para asegurar que los niños aprovechen al máximo la participación deportiva.

Éxito académico

No es ninguna sorpresa que los niños que participan en el atletismo sobresalen en los académicos también. Pueden aplicar los mismos principios de dedicación y trabajo duro aprendido a través de la participación deportiva a sus estudios. Según un artículo publicado en el sitio web América, jugar en un equipo deportivo de la escuela secundaria aumenta las posibilidades de una joven mujer de graduarse de la universidad en un 41 por ciento.

Salud para toda la vida

La participación deportiva promueve la salud y el bienestar no sólo a través de la infancia, sino a lo largo de la vida de un niño. Los deportes de por vida, como la natación y el golf, son especialmente beneficiosos porque el niño puede seguir jugando como adulto, beneficiándose de la actividad física. Los niños que participan en deportes también pueden ser más conscientes de las opciones de alimentos saludables. Aunque la participación deportiva es una excelente vía para promover la salud y el bienestar, los padres y los entrenadores deben fomentar una vida saludable y ser modelos positivos también.